Métodos de recolección y preparación de muestras

Toma de muestras

La muestra de orina es el método más sencillo de toma de muestra. No debe tomarse de la primera orina de la mañana debido a que las células exfoliadas durante la noche presentan cambios morfológicos que alteran su adecuada evaluación debido al contacto con la orina por varias horas. La mejor muestra es la de la media mañana. La muestra debe ser enviada al laboratorio lo antes posible. Si no es posible llevar la muestra de inmediato, debe refrigerarse. Si la demora en la entrega es mayor se puede agregar un poco de alcohol a la muestra. Toma de muestra por cateterización vesical, este método facilita la toma de buenas muestras sin contaminación y es el método de elección cuando la muestra debe tomarse de uno de los ureteres. La principal desventaja es que es un método invasivo y hay la posibilidad de desprender sábanas de células uroteliales con la punta del cateter; en estas muestras estas sábanas de células pueden semejar citológicamente un carcinoma papilar urotelial.

Lavados vesicales. También llamado lavado por borbotaje. Se realiza irrigando la vejiga con solución salina o solución fijadora. Tiene las mismas desventajas que las muestras tomadas por cateterización, sin embargo la preservación celular y la celularidad obtenidas son superiores a las obtenidas en una muestra de orina convencional.

Un buen líquido fijador para realizar un lavado vesical es el Espositi. 100 ml de liquido fijador Esposti contiene 10ml de acido acético, 45ml de methanol y 45ml de agua deionizada. Este líquido es usado para irrigar la vejiga y se recolecta en un recipiente de 250 ml y luego se envía al laboratorio. Se centrifuga para obtener una perla. El sobrenadante se deshecha y 2 gotas de pectina se adicionan a la perla para que se despegue más fácilmente de la pared del tubo de ensayo de la centrífuga. Finalmente dos gotas de la perla se colocan en la lámina portaobjetos, se dejan secar al aire a temperatura ambiente y se colorea con coloración de Papanicolau. Dos o más laminas se preparan de cada caso.

Otras técnicas de preparación

Las muestras de orina convencional o por cateterización pueden ser procesadas para  estudio microscópico por uno de los siguientes métodos.

  • Centrifugación seguida de citocentrifugación. Requiere fijación con alcohol antes de ser coloreada por el método de Papanicolau. La citocentrifugación debe producir una muestra en monocapa que mida aproximadamente 6mm de diámetro.
  • Extendidos directos. Son más fáciles de preparar pero generalmente muestran escasa celularidad.
  • Preparados con filtros. Muestran una muy  buena celularidad pero son difíciles de preparar. Las preparaciones se fijan en alcohol y se colorean usando el método de Papanicolau.

Preparaciones en monocapa como las ThinPrep (Cytyc Corporation, Boxborough, Ma USA) también son utilizadas para preparar muestras de orina. Las células generalmente se conservan muy bien y el procedimiento es más fácil que el del papel de filtro. El costo es la mayor  limitante en este método por el momento.

X