Serositis aguda

La pleuritis aguda, pericarditis y peritonitis son usualmente el resultado de una infección bacteriana. La infección bacteriana de la pleura ocurre en casos de neumonía, con compromiso secundario de la pleura y resultando en un empiema pleurítico. La infección aguda de la cavidad peritoneal es frecuentemente secundaria a la inflamación o al daño del intestino, como en la peritonitis bacteriana.

El fluido es cremoso amarillo pálido (purulento) y frecuentemente de mal olor. Las preparaciones citológicas son altamente celulares y están compuestas casi exclusivamente de polimorfonucleares y linfocitos. Las bacterias se pueden demostrar con tinciones especiales en algunos casos.

Se deben buscar células malignas muy cuidadosamente porque la infección aguda puede ser una complicación de un tumor metastático.

X