Quistes

La lesiones más comunes en la glándula mamaria son los quistes solitarios o múltiples. La aspiración de los quistes es un procedimiento excelente para el diagnóstico y tratamiento. Luego de la aspiración, es importante palpar el área nuevamente para determinar si hay una masa residual, y si es así, se deben realizar aspiraciones adicionales del área residual sólida

El fluido del quiste puede ser claro, opaco o turbio, amarillo, verde, marrón o rojo (teñido de sangre). Los fluidos teñidos con sangre son sospechosos de carcinoma quístico. Los fluidos claros son casi siempre acelulares o poco celulares, y consisten de pocas células epiteliales frecuentemente con células apocrinas y células espumosas

Los quistes pueden inflamarse, la aspiración de estos generalmente produce un fluido turbio con numerosos neutrófilos asi como células espumosas y células ductales degenerativas.

Se ha cuestionado la utilidad del exámen citológico de todos los fluidos de quistes de mama, sin embargo un fluido turbio o sanguinolento debe someterse siempre a análisis. Esto es también cierto para fluidos de quistes que se han vuelto a llenar en varios días o semanas luego del drenaje.

 

X