Aspiración con aguja fina

Aspiración con Aguja Fina (FNA)

FNA es ampliamente utilizada para evaluar lesiones palpables o aquellas detectadas por mamografía. FNA o biopsias (core) pueden determinar tempranamente la presencia de lesiones malignas sin la necesidad de biopsias abiertas realizadas quirúrgicamente.
La aspiración con aguja fina (FNA) se realiza con una aguja de 23-25G y una jeringa de 10 ml. Generalmente no se utiliza anestesia local ya que el edema que esta produce puede ocultar el nódulo. La pistola se utiliza para estabilizar la jeringa y la aguja.

Debido a que las lesiones de mama pueden ser fibrosas una aguja más gruesa, de (22G) puede ser utilizada; en estos casos se puede considerar la utilización de anestesia local.

Se debe aspirar el centro, no la periferia de la lesión. Después de localizar la aguja en el centro de la lesión, se aspira  con la jeringa. Se debe  suspender la aspiración cuando observamos sangre u otro material en el cabo de la aguja, se retira la aguja de la lesión perdiendo primero el vacío de la succión, para evitar que las células aspiradas pasen a la jeringa  (en vez de permanecer en la aguja) En caso de obtener líquido de un quiste, se debe mantener la presión negativa hasta desocuparlo completamente,  si hay masa palpable residual se debe volver a puncionar.

Después se quita la aguja de la jeringa, la jeringa se llena de aire y se vuelve a poner la aguja para empujar el embolo y pequeñas gotas de material aspirado que sale por la aguja se extienden en las laminas y se preparan los extendidos. La aguja debe lavarse con solución preservante para hacer bloques celulares o para preparaciones citológicas en base líquida; esto se hace para recoger la mayor cantidad de material posible. La exactitud de las preparaciones citológicas en base líquida es comparable a la obtenida con los extendidos directos, aunque la apariencia citológica es ligeramente diferente.

Las complicaciones de la FNA son raras. La más común es el sangrado. Ocasionalmente la biopsia puede causar infarto de la lesión, particularmente en los fibroadenomas.

El rendimiento de la FNA es operador dependiente. La sensibilidad para malignidad es alta. Los resultados falso positivos son poco comunes, sin embargo los falsos negativos pueden ocurrir debido a errores en la toma de muestra o en la interpretación de la lesión. Generalmente se obtienen muestras satisfactorias cuando el procedimiento es realizado por un citopatólogo. La FNA tiene algunas limitaciones. Aunque es muy sensible en la detección de carcinomas ductales, no puede diferenciar entre un carcinoma ductal in situ y un infiltrante. No puede identificar invasión vascular o linfática. El diagnostico de tumores malignos tal como carcinoma lobular o tubular requiere de mucha experiencia. La aspiración de lesiones quísticas sin duda es terapeutica sin embargo la necesidad de estudiar el líquido aspirado es controvertido. La gran mayoría de quistes son benignos, un pequeño número de carcinomas son quísticos.

Evaluación de muestras de FNA

Evaluación a bajo aumento

  • Celularidad
  • Disposición de las células
  • Elementos del fondo

La celularidad es importante aunque hay una considerable superposición entre las categorías. Aspirados hipocelulares generalmente se obtienen de los fibroadenomas, condición fibroquistica, necrosis grasa, cambios por radiación y carcinoma (particularmente los tipos cirroso, lobular y tubular). Aspirados con celularidad moderada se observan en fibroadenomas, tumores filodes, condición fibroquística y carcinoma. Aspirados hipercelulares son comunes en algunos fibroadenomas, tumors filodes y carcinomas invasivos.

Las células pueden estar dispuestas en sábanas (como en fibroadenomas, condición fibroquística o carcinoma lobular in situ), grupos tridimensionales firmemente cohesivos (fibroadenoma, tumor filodes, papiloma e hyperplasia intraductal, carcinoma ductal y lobulillar in situ, carcinoma mucinoso). Grupos sueltos cohesivos (tumor filodes, carcinoma ductal in situ) grupos papilares con ramificaciones (fibroadenomas, papiloma intraductal, carcinoma papilar). Abundantes células sueltas son características de carcinoma de seno. Un espaciamiento regular entre los núcleos sugiere una lesión benigna, mientras que un espaciamiento irregular es característico de malignidad.

Los elementos en el fondo del extendido incluye células inflamatorias, detritus amorfos, sangre fresca y antigua y mucina. Células inflamatorias agudas se observan en mastitis y carcinomas necróticos  y la presencia de células inflamatorias crónicas se puede observar en ganglios linfáticos intramamarios y carcinoma medular.  Detritus amorfos granulares sugieren malignidad pero también pueden observarse en condiciones benignas como metaplasia apocrina. La presencia de sangre sugiere un papiloma intraductal o un carcinoma. La mucina es observada en fibroadenomas o carcinoma mucinoso.

Evaluación a alto aumento

  • Tipo de células sueltas
  • Características nucleares
  • Características citoplasmáticas

Las células sueltas pueden ser de origen epitelial o mesenquimal; pueden estar intactas o desprovistas de citoplasma (núcleos desnudos). Células epiteliales sueltas se observan en carcinomas, mientras que células mesenquimales sugieren fibroadenomas, tumor filodes o sarcomas asi como tambien pueden observarse en carcinoma invasivo. Los núcleos desnudos se observan con frecuencia en fibroadenomas. Las células inflamatorias incluyendo histiocitos son comunes en necrosis grasa, mastitis y condición fibroquística.

La atipia nuclear (aumento en el tamaño nuclear y pleomorfismo, nucleolo prominente) se observa en carcinomas ductales moderada y pobremente diferenciados. Sin embargo, algunos tumors malignos, como el carcinoma tubular, lobular y mucinoso, muestran muy poca atipia nuclear y se reconocen por otras características como (arquitectura, abundante mucina extracellular) que son importantes en el diagnostico de estos tumores.

Algunos hallazgos citológicos son  característicos de algunas lesiones de mama. El cambio apocrino se encuentra en metaplasia apocrina y carcinoma apocrino. En algunos carcinomas como el mucinoso y el lobular se observa un citoplasma vacuolado.

X